Sígueme en las redes sociales.

Image Map

lunes, 21 de enero de 2019

Colaboración de enero. Reciclando cajas de fresas.


 De nuevo por aquí con la edición Antes/después del mes de enero. Hoy os voy a enseñar como he reciclado un par de cajas de fresas,  para conseguir una caja poquito mas grande. Yo estoy en proceso organizativo y pienso que me sirva para meter dentro todos los materiales de la manualidad en curso que esté haciendo, ya que no tengo un sitio fijo de trabajo, al menos cuando recojo intentar que se quede todo juntito. Pero también podría servirnos para guardar juguetes de bebés, o libros infantiles puestos de pie...o seguro que se os ocurren mil cosas mas. 



Este mes me acompaña una gran artesana a la que conozco desde hace varios años y si como artesana es la bomba como persona le da mil vueltas a eso. Seguro que muchos la conocéis, es Ana, de Anuskalandia.  Es una gran artesana de la goma eva, como yo le digo siempre, no haces cosas con la goma eva, sino que le das vida, las cosas hablan y si es un cuadro parece que los personajes vayan a salir a darte un abrazo y todo, jiji. Pero no os engañéis, no solo hace eso, si te coge otro material también acaba haciendo una maravilla. En fin...yo de vosotros me pasaba a visitarla. Y ademas ahora ha creado nuevas secciones como el tuto fácil o las chicas de la goma eva (tres formidables artesanas de la goma eva)  si tenéis curiosidad por saber quien son tenéis que pasaros por su blog, jiji
¿Qué nos trae este mes para el antes/después? Pues habrá que pasarse por su casita virtual para saberlo, jeje.

Sin mas dilaciones paso a mostraros la caja de almacenaje que he hecho con dos cajitas de fresas, ya que dichas cajas para según que cosas encuentro que son muy poquito profundas. 

En primer lugar partimos de dos cajas de fresas (como veis en la foto del antes). Una de las cajas la dejamos tal cual y la otra la desmontamos, sacando todas las grapas que sujetan las maderas. 

caja desmontada


A continuación les damos una lijadita para dejarlas suaves, en especial los agujeros donde estaban las grapas.

lijando las maderas

Y  dichos agujeros pasamos a taparlos con masilla para madera y una espatula.

tapando agujeros con masilla

Una vez seca la masilla lijamos de nuevo y a continuación les di una capa fina de imprimación todoterreno a las maderas por la parte externa ya que eran muy oscuras.

Imprimación

Una vez seco y tras un ligero lijado, pasamos a pegar estas cuatro tablas a la caja que habiamos dejado entera, con tal de darle mas profundidad.
Y pintamos las tablas, yo he usado pintura tiza que tenia de mi primer antes/despues, de color celeste y rosa porcelana. Y el interior lo pinte de un color crema que tenía para otro trabajo que quiero hacer. 

Pintamos la caja

Mientras esto se nos seca cogemos la base de la caja que desmontamos antes y la forramos con un papel bonito. Luego la pondremos de base dentro de la caja. Asi el papel queda bien plano y sin las protuberancias de las grapas de la caja entera.

Fondo forrado

Lo introducimos en la caja

Interior de la caja

Por otro lado cogemos otra tablilla de madera que tengamos y marcamos 4 triángulos que usaremos para cubrir los huecos de la base de la caja.

Para las esquinas

Los cortamos con un cuter y regla metálica y los pegamos.

Cubriendo huecos

Finalmente pasamos a decorarla un poquito. Por un lado, sobre los dos laterales largos le pinte una cenefa con un stencil que bueno...quedo un poco tenue y en las fotos no se aprecia demasiado bien.

Stencil

Por otro lado como no me gustaba ver las grapas de la base, opte por cubrirlas encolando una cuerda finita todo alrededor.

Cubriendo grapas

En la base de la caja podemos pegarle una pieza de fieltro, según donde queramos colocarla para que las grapas no nos hagan rozaduras en un mueble o mesa o donde la coloquemos.
Y así es como queda nuestra caja para almacenar.

Caja de almacenaje


Sabéis que os dije que mi compañera de este mes era Ana de Anuskalandia, pues aquí os dejo su antes/despuës que podéis ver pinchando AQUÍ.




¿Y tu? ¿ te apetece colaborar conmigo algún mes? Puedes mandarme un mail y nos ponemos de acuerdo :D





Con esta entrada me uno también al reto de Anna Llansa, dedicado a tablas de madera. Reto que me gusta mucho pero que hace mucho que no podía participar. No es otro que Aprendiendo de todo un poco. 












domingo, 23 de diciembre de 2018

Colaboración de Diciembre. Reciclando viejos libros.

Holaaa por aquí de nuevo, y si ya lo se, soy imprevisible, hoy voy y aparezco nada mas y nada menos que en domingo.  Agradezco mucho todas vuestras visitas y paciencia. A ver si pronto pongo un poquito mas de orden a mi alrededor y publico en días mas fijos. 

Se también que la colaboración ha estado un poco parada, por una serie de cambios que he tenido en la vida real, pero ahora ya espero que sea mas seguida, si se apuntan amigas y artesanas blogueras que quieran acompañarme, claro, jeje. 

Este mes colabora conmigo una gran artesana, y una gran persona, admirable en muchos aspectos, no solo por su obra sino también como persona. Os hablo de Ysnelda Solano, una experta en porcelana fría, pero no os dejéis llevar por esta idea, porque de repente aparece con otra técnica y resulta que también se le da la mar de bien, jajaja. 
Este mes Ysne viene con una restauración que seguro que será impresionante y yo vengo con un reciclaje, jeje, me hubiera gustado escoger restauración también, pero lo que tengo para restaurar en estos momentos se me llevaba demasiado tiempo. 

De todos modos si que he hecho coincidir mi tema con el de Ysne, y es que las dos venimos con tema navideño, bastante afín al mes en el que estamos, ¿verdad? 

Pues sin enrrollarme mas, paso a explicaros mi antes/después y os invito también a visitar el de Ysne en su  BLOG

Estaba de limpieza y me tope con unos listines telefónicos viejos, tenía pensado hacer algo con ellos y pensé que este era el momento de probar lo que quería.  Y aquí os muestro el resultado y el proceso de transformación del libro al árbol de navidad.



Antes/después de una guía telefónica


Os cuento un poco el proceso. 

En primer lugar dibujamos un árbol de navidad, solo necesitamos medio árbol. Lo dibujamos y lo recortamos. Al dibujarlo tenemos en cuenta  la altura y la anchura del libro, ya que la plantilla que hagamos irá sobre el libro. 


Plantilla recortada en un cartón

A continuación colocamos la plantilla sobre la tapa del libro y marcamos la silueta con un lápiz. Luego empezamos a recortar las hojas con la ayuda de un cuter. 

Empezamos a cortar
Y así seguimos hasta cortar todas las hojas 

Y seguimos corta que te cortaras



Y cuando ya esté todo cortadito juntamos la tapa de delante con la de detrás y las pegamos y vamos abriendo todas las hojas para que nos quede todo el árbol mas o menos igualado.


Abierto. Empezamos a darle pintura verde.
Como podéis ver en la foto anterior aún quedaba un hueco bastante grande como sin hojas, al principio de abrirlo nos quedan muchos huecos así, por lo que hay que ir intentando cerrarlos poco a poco, juntando y separando las hojas que estén muy pegadas entre sí.  Una vez tiene una forma que mas o menos parezca uniforme pasamos a pintar nuestro arbolito. Yo escogí un verde abeto y luego le di unos toques de blanco en las puntas como si fuera nieve. 

Y cuando la pintura ya estuvo seca, pues solo nos queda decorarlo un poquito. Los hice con unas estrellitas doradas que tenía por ahí y unas figuritas de cartón, ha de ser algo que pese poco, de otro modo las partes del árbol se abriran y todo caera.  Y bueno pensaba poner una estrella en la cúspide pero tras poner todas las demás me parecía excesivo tanta estrella y mientras yo me lo pensaba pues...como podéis ver un amiguito se escapo y trepo árbol arriba, jiji, a que es monísimo, es un regalito de mi amiguita Francis del blog Una vida real que es una artistaza con la lana afieltrada y le quedan unos muñequitos monísimos. 

Y por fin....nuestro árbol de Navidad
Aquí os dejo una imagen final de mi compañera de reto, no me paso la del antes, jeje, imagino que la veremos en su blog, así que intriga para todos. ¿Cómo sería antes? Ahora es una preciosidad. Podéis visitarla en Ysnelda Solano




Aprovecho este post además para desearos a tod@s unas Felices fiestas navideñas, que comáis mucho turroncillo y no os empachéis ehhhh, a cantar villancicos y sobre todo a disfrutar de la compañía de los seres queridos que podáis tener cerca. 




viernes, 14 de diciembre de 2018

Un servilletero en nuestra mesa de Navidad.

Hola a tod@s!!!

Hoy os traigo un lindo servilletero y como hacerlo para la mesa de fiestas navideñas. Aunque pongamos bonitas servilletas de tela en nuestra mesa, no me digáis que no se agradece a veces tener a mano unas servilletitas de papel.  A mi al menos me da mucho apuro usar las de tela bonitas cuando te estas comiendo algo de marisco y lo dejas todo rojo y que me decís cuando se te derrite el chocolate del turrón en los dedos y lo pones todo perdido, jeje. 

Así que como tenía que decidirme por una cosita porque el tiempo no da para mas, pensé poner un servilletero con cierto aire navideño en la mesa. El material que escogí para este pequeño detalle fue el fieltro.

Servilletero navideño

Este servilletero se va al reto Decoración de mesas navideñas que hemos llevado a cabo un grupo de amigas blogueras, jeje. Mi aporte es muy chiquito, pero bueno....igual si os animáis a visitarlas a todas (yo os lo aconsejo :P), y juntando ideas acabamos con una linda mesa parada para la Navidad.

Pasamos a ver un poquito como lo hice:

En primer lugar dibujamos el motivo que queremos poner en las caras del servilletero. Yo dibuje esta casita con su abeto de Navidad, dando la bienvenida al hogar, jeje.



Luego marcamos cada pieza del dibujo en un cartoncito y la recortamos, así tenemos nuestro dibujo roto a trocitos que usaremos como plantilla para recortar el fieltro.
Escogemos los colores de fieltro deseados y recortamos las piezas, dos de cada plantilla, ya que el servilletero tiene dos caras.

Vamos cortando piezas


La pieza de fondo la encolamos sobre un cartón un poquito grueso (no el mas gordo que hace ondas), yo use un intermedio, ni el de cajas de cereales ni ese gordo que os digo, que me pareció exagerado para un servilletero.  La mayor parte de las piezas las encole planas, pero al tejado de la casita y al árbol les puse un poquito de relleno para dar algo de volumen al conjunto. Las bolitas del árbol también podrían ser medias esferas de esas adhesivas que parecen perlitas.

Fondo sobre el que pegamos resto de piezas


Por la parte interior puse un fieltro asalmonado, todo liso, ahí sin dibujo.

Piezas para la parte interior


Y por último le ponemos un asita para cogerlo. Y rematamos todo el contorno con cola de ratón para que no se vea la unión de las dos caras del servilletero.

Vemos el relieve y la asita 

Interior del servilletero y remate con cola de ratón

Y ya lo tenemos listo para colocar unas navideñas servilletas de papel para emergencias en la mesa, jiji.

Juntamos servilletas navideñas con servilletero y listo


No ha quedado mal, pero tampoco me convence mucho :(, la verdad es que tengo por costumbre coser el fieltro, por ir un poquito mas aprisa quise probar a hacerlo encolado, pero...yo al menos lo veo raro, jajajaaja.  Así que igual en otro momento hago otro servilletero mas estiloso :P

Os dejo aquí el collage de ideas que hemos hecho entre todas y os animo a visitar las distintas mesas, yo me voy también de visita.


Podéis encontrar enlaces directos  a todos los trabajos en el blog de Myriam, que muy amablemente ha montado el collage y ha hecho de blog anfitrión:
https://ideadoamano.blogspot.com/2018/12/decora-tu-mesa-en-navidad-camino-de-mesa.html

Hasta la próxima, que será con un nuevo reto del antes/después con una gran artesana que me acompañara, no os digo mas, jiji.